Contacta con nosotros:

10 Consejos para combatir la Insuficiencia Venosa Crónica

varices

La Insuficiencia Venosa Crónica (IVC) se produce cuando el sistema de válvulas venosas falla; esto provoca que la sangre se estanque y las venas se dilaten. Es por esto que las principales manifestaciones son las varices y las piernas cansadas.

Aunque se trata de una patología con un componente hereditario, existen una serie de factores ambientales que pueden controlarse y contribuyen a reducir el riesgo de desarrollar IVC, o mejorar sus síntomas.

Desde Cuida tus Venas os aportamos 10 consejos para prevenir o mejorar la Insuficiencia Venosa Crónica.

  1. Adquirir hábitos de vida saludables. Evitar el sobre peso, reducir en nuestra dieta las grasas saturadas y los dulces. Moderar (o eliminar) el consumo de alcohol y no fumar.
  2. Hidratarse y comer abundante fibra para evitar el estreñimiento. Se aconseja tomar como mínimo un litro y medio de agua al día (dependiendo de las necesidades de cada persona), e incluir frutas y verduras en la dieta.
  3. Refresca tus piernas con agua fría. El frío ayuda a combatir la dilatación de las venas y aliviar la sensación de pesadez.
  4. Moverse y cambiar de postura. Se recomienda no pasar más de una hora diaria sin cambiar de posición (ya sea sentada o en pie) y tratar de mantener las piernas elevadas.
  5. Usar prendas cómodas y adecuadas para cada persona. Evitar la ropa demasiado ceñida y usar tacones de 3 ó 4 cm.
  6. Evitar el contacto con las fuentes de calor. Las saunas, o la proximidad a radiadores y braseros empeora los síntomas de la IVC.
  7. Levantar los pies durante el sueño. Mantener las piernas ligeramente elevadas mientras se duerme contribuye a mejorar el retorno venoso.
  8. Masajes ascendentes en las piernas. Los masajes ascendentes, desde el tobillo hacia el muslo, contribuyen a activar la circulación venosa. Se puede combinar este masaje con geles fríos.
  9. Practicar ejercicio con regularidad. Deportes poco agresivos como la natación o el ciclismo (con intensidad moderada) ayudan a mejorar el retorno venoso y también a evitar el sobrepeso. Por supuesto, caminar es otra magnífica actividad para cuidar las venas.
  10. Preguntar al médico o al farmacéutico. Ante cualquier duda, es aconsejable pedir consejo los profesionales sanitarios de confianza.
Clip to Evernote
Responder