Contacta con nosotros:

Claves de alimentación para cuidar tus venas en verano

alimentación-sana-circulación-venosa

El verano no sólo trae cambios en el clima, sino también en nuestras rutinas de actividad, de desplazamientos y de alimentación. Es una época en la que muchas personas tienden a relajarse (incluso en estos tiempos tan marcados por la actualidad sanitaria), y a ser menos rigurosas con sus pautas y hábitos saludables. Conviene recordar que el calor del verano tiende a agravar las molestias de la insuficiencia venosa y que de adaptemos nuestros hábitos dependerá nuestra capacidad para combatirlas.

«Somos lo que comemos» no es sólo una frase hecha. Los alimentos que ingerimos, y en qué cantidades los tomamos, tienen un gran impacto sobre muchas funciones de nuestro organismo, y el sistema venoso no es una excepción. Os dejamos cuatro pautas para incorporar en vuestros hábitos alimenticios estivales que os ayudarán a disfrutar de las vacaciones con una mejor circulación y retorno venoso.

  • Hidratación. Realmente, hidratarse y aportar al organismo la cantidad de agua que requiere no es un consejo exclusivamente para la salud venosa, sino una recomendación general de salud y bienestar. El volumen diario recomendado a ingerir dependerá de cada persona, pero suele estar en torno al litro y medio de agua.
  • No abusar del alcohol. Las cervezas y las copas suelen ser habituales acompañantes de las comidas y cenas veraniegas, pero conviene tomar siempre con moderación, ya que el consumo abundante de bebidas alcohólicas puede afectar negativamente al retorno venoso.
  • Consumir una dieta rica en fibras, que incluya verduras, legumbres, frutas y frutos secos.
  • Evitar el abuso de las grasas saturadas, como mantequilla o carnes rojas, que no solo pueden perjudicar a la circulación sino provocar obesidad.

Con estos consejos y una buena rutina de actividad física controlada, será mucho más probable que disfrutes de un verano saludable y con un mejor retorno venoso.

Clip to Evernote
Responder