Contacta con nosotros:

Consejos de alimentación para cuidar la salud venosa

alimentación-sana-insuficiencia-venosa

Cuidar la salud de nuestras venas es importante por muchos motivos: son los vasos responsables del retorno de la sangre hacia el corazón, almacenan un volumen importante del agua que necesita nuestro organismo y son claves en el control del volumen sanguíneo y en la termorregulación. En ese cuidado que necesitan nuestras venas para mantener una buena salud, es recomendable contemplar la adopción de unos hábitos alimentarios saludables.

¿Qué pautas alimentarias debemos tener en cuenta para cuidar nuestras venas?

En realidad, los consejos para mantener una buena salud venosa no se diferencian de las recomendaciones nutricionales habituales para cualquier persona, pero son consejos que resultan de especial interés en pacientes con enfermedad venosa.

  • Seguir una dieta rica en fibras. Incluir las cantidades recomendadas de frutas, verduras y legumbres te ayudará a alcanzar un equilibrio nutricional que repercutirá positivamente en tu salud venosa. Además, una dieta rica en fibra ayuda a combatir el estreñimiento crónico, una afección que genera un aumento de la presión abdominal y puede afectar al retorno venoso y causar un empeoramiento de los síntomas de la insuficiencia venosa.
  • Mantener una correcta hidratación. Es importante beber el volumen de agua diario que demanda el organismo, una cifra que suele oscilar entre 1,5 y 2 litros, pero que dependerá de la persona y de las circunstancias.
  • Limitar el consumo de grasas saturadas. Se aconseja moderar la ingesta de grasas saturadas (carnes rojas, mantequilla…)…

Adoptar una alimentación equilibrada te ayudará, además, a mantener a raya el sobrepeso, que es uno de los principales factores de riesgo en enfermedad venosa.

Clip to Evernote
Responder