Contacta con nosotros:

Consejos para cuidar las venas durante el verano

Varices en verano

Llega el verano y, a pesar de lo mucho que ansiábamos su retorno, no todo son buenas noticias. Las varices se vuelven más molestas en esta estación debido a que las altas temperaturas provocan por lo general del empeoramiento del retorno venoso. Como ya hemos explicado en otras ocasiones, la Insuficiencia Venosa Crónica (IVC) se produce cuando las válvulas fallan, la sangre se estanca y las venas se dilatan. Si estas se dilatan quiere decir que no cumplen correctamente la función de realizar el retorno sanguíneo al corazón.

En verano los días son muchos más largos y pasamos mucho más tiempo de pies o sentados haciendo que la sangre se acumule mucho más fácil y nuestras piernas sufran mucha más presión. Cuando las temperaturas suben, se puede producir una vasodilatación capilar y venosa, es decir, una dilatación de los capilares y las venas. Se trata de un mecanismo adaptativo de nuestro organismo para regular la temperatura corporal. Esto favorece a la retención de líquidos y puede contribuir a la generación de piernas y pies hinchados.

Aunque la época estival, por los motivos expuestos, no sea muy favorable para los pacientes que sufren IVC, sí que ofrece algunas oportunidades para cuidar las piernas y mejorar el retorno venoso.  Desde la Asociación Cuida Tus Venas os ofrecemos una serie de consejos para aliviar las molestas de la IVC este verano:

  • Caminar con regularidad. Durante los meses de verano las temperaturas suelen ser mucho más agradables para aprovechar y llevar una rutina más activa y saludable. Caminar por la orilla es muy aconsejable ya que ayudaremos al retorno venoso y el agua fría aliviará las molestias.
  • Darse masajes fríos en las piernas. La hidratación cutánea diaria es muy importante por eso aconsejamos aplicarse masajes ascendentes con geles fríos (o incluso cremas venotónicas previamente guardadas en la nevera).
  • Tu amiga la ducha. Darse baños con agua fría o bien alternando agua fría con tibia es beneficioso para el retorno venoso. El contraste del agua ayudará a calmar las molestias. Es muy aconsejable acabar la ducha aplicando agua fría en las piernas.
  • Vestir con ropa ligera. En verano es recomendable optar por ropa poco ceñida para que no obstruya el retorno venoso; en caso de necesitar medias de compresión utilizar las de entramado más ligero.
  • Limitar la exposición al sol. Es importante aplicarse crema protectora y evitar la exposición al sol durante las horas centrales del día, ya que una exposición directa al sol durante los períodos de máximo calor puede provocar dilatación venosa.
  • Acudir a revisión. Hay que tener en cuenta que la Insuficiencia Venosa Crónica es una enfermedad que requiere de unos cuidados y unos tratamientos continuos, por eso es importante acudir a las revisiones después de verano para vigilar una posible evolución de la patología.
Clip to Evernote
Responder