Contacta con nosotros:

¿Hay personas más propensas a las varices?

Factores de riesgo de varices

En este artículo analizamos algunos de los principales factores de riesgo para las varices. Un factor de riesgo es algo que puede incrementar las posibilidades de que una persona desarrolle una enfermedad. En el caso de las varices estos factores son:

  • Obesidad.  Es el mayor riesgo para que las varices se compliquen. El peso excesivo incrementa la presión en las venas de las piernas y agrava su estado.
  • Historial familiar. La herencia es importante para determinar la propensión a las varices, aunque aún no han sido identificados los factores específicos responsables.
  • Inactividad. Estar sentado o estar quietos de pie de manera prolongada incrementa la presión en las venas.
  • Género. Las mujeres son particularmente susceptibles a las varices debido a la influencia de la progesterona (una hormona que generan los ovarios) en las venas y a los efectos del embarazo. Las mujeres tienen entre dos y tres veces más posibilidades de tener varices.
  • Embarazo. Las mujeres embarazadas tienen un riesgo mayor de desarrollar venas varicosas debido a las influencias hormonales del embarazo. Las mujeres que han tenido embarazos múltiples pueden desarrollar con más frecuencia varices permanentes.
  • Edad. Las varices afectan generalmente a las personas entre 30 y 70 años. A edades avanzadas, el revestimiento elástico de las venas empieza a debilitarse incrementando la posibilidad de que las venas se dilaten.

Debe quedar bien claro que, aunque estos factores incrementan el riesgo de padecer varices, no implica necesariamente que las causen. Algunas personas con uno o varios factores de riesgo nunca desarrollan la enfermedad mientras que otras la desarrollan sin tener siquiera factores de riesgos conocidos. Sin embargo, saber cuáles son nuestros factores de riesgo puede ayudarnos a tomar mejores decisiones como cambiar nuestros hábitos o llevar a cabo un seguimiento médico. En el caso de las varices, es bueno seguir tres consejos básicos: hacer ejercicio, evitar las fuentes de calor en las piernas y consultar al médico.

Clip to Evernote
Responder