Contacta con nosotros:

Los beneficios de la natación para la circulación venosa

natacion-retorno-venoso

La natación es un deporte con muchos beneficios para la salud; ayuda a tonificar los músculos, a reducir el sobrepeso, a mejorar el rendimiento del sistema cardiorrespiratorio y, entrando en la materia que nos ocupa, favorece la circulación venosa. Además, se trata de una actividad física de bajo impacto que no afecta negativamente a huesos y articulaciones.

¿Por qué nadar es bueno para el retorno venoso?

Además de ayudar a mantenerte en forma y a despejar la mente, practicar natación con asiduidad también te ayudará a favorecer la salud circulatoria de tus piernas, facilitando el retorno de la sangre hacia el corazón. ¿Por qué nadar es tan provechoso para la circulación venosa?

  • La natación se practica en posición casi horizontal. Esto facilita el bombeo de la sangre hacia el corazón, ya que la circulación no encuentra la misma resistencia gravitatoria que si estamos de pie. Además, se reduce la presión sobre las piernas, al encontrarse en suspensión.
  • El contacto con el agua fría genera una acción vasoconstrictora que favorece la labor de las válvulas venosas. Esto se agradece especialmente en los meses de verano, cuando el calor provoca una vasodilatación que puede empeorar el retorno venoso.
  • Combate el sobrepeso. Practicar natación con regularidad ayuda a quemar calorías y combatir el sobrepeso y la obesidad, que son precisamente uno de los principales factores de riesgo en enfermedad venosa.
  • Se puede practicar a cualquier edad, y adaptar a las circunstancias y exigencias físicas de cada individuo.

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de nadar?

En primer lugar, debes escoger tu entorno. Si te gusta el mar, te encuentras en buena forma física, tienes una técnica de nado adecuada y conocimientos sobre el comportamiento de las corrientes, puedes optar por nadar en aguas abiertas, especialmente durante los meses de verano. Si, por el contrario, no te ves cómodo nadando sobre el vaivén de las olas, la piscina municipal siempre es una opción asequible e igual de saludable.

En cualquiera de los dos casos, es importante contar con el equipamiento adecuado: gorro de nado, gafas de natación y un bañador lo más ajustado posible para no entorpecer la hidrodinámica.

Ante todo, por encima de cualquier objeto material, el recurso más importante con el que debéis contar es el sentido común a la hora de medir los esfuerzos (especialmente si vas a nadar en el mar).

Clip to Evernote
Responder