Contacta con nosotros:

Medias de compresión: ¿cuándo se recomiendan y cómo se utilizan?

Medias de compresión para mejorar retorno venoso

Las medias de compresión son una buena elección para tratar la insuficiencia venosa. Tienen un efecto preventivo y terapéutico y son de gran ayuda para mejorar la circulación de nuestras piernas desde los tobillos hasta el corazón, gracias a la suave presión que ejercen sobre las piernas para favorecer que el retorno venoso, contribuyendo de este modo a prevenir el hinchazón de las piernas y los coágulos en la sangre.

Las medias de compresión pueden ser recetadas por el especialista vascular en pacientes que tienen insuficiencia venosa, o después de algunas cirugías, ya que pueden ayudar a reducir el dolor, la sensación de pesadez en las piernas y la hinchazón, además de reducir el riesgo de aparición de coágulos en la sangre en situaciones de inmovilización.

A la hora de elegir las medias de compresión hay que tener en cuenta una máxima: la media debe adaptarse a la pierna, y no al contrario.

  • Se han de medir los diámetros de la pierna a distintos niveles, así como la longitud, para asegurar la eficacia y la comodidad para el usuario.
  • Las mediciones deben tomarse por la mañana para que la pierna no esté demasiado hinchada.
  • La compra debe realizarse en una farmacia u ortopedia que garantice una correcta adaptación de las medias.

Es importante seguir ciertos pasos a la hora de ponerse las medias de compresión.

  • Las medias se deben poner a la mañana antes de salir de la cama, ya que las piernas están menos inflamadas.
  • Sosteniendo la parte de arriba, se enrolla hasta el talón y se introduce el pie hasta donde haga tope.
  • Tras colocar el talón, se sube la media desenrollándola hacia arriba.
  • Una vez que este puesta habrá que alisar las arrugas.

Puede que colocar las medias llegue a ser costoso. Para que sea más fácil colocarlas se puede aplicar loción en las piernas, usar talco o almidón Usar guantes de goma puede ayudar a ajustar las medias y alisarlas, o incluso se puede recurrir al uso de un calzador para ayudar al deslizamiento de la media por la piel.

Cuidar las medias es imprescindible para que cumplan bien su función. El uso diario de las medias puede afectar a su capacidad de compresión, por eso es recomendable reemplazarlas cada 3 o 6 meses.

Las medias son sólo una parte del tratamiento. Sigue siendo importante mantener un estilo de vida saludable y activo, practicar deportes adecuados: caminar, nadar, andar en bici o cualquier ejercicio que contribuya a favorecer el retorno venoso. Evitar  el sobrepeso, disminuir el tiempo que se pasa en una misma postura y restringir el uso de prendas ajustadas y de tacones altos será también muy importante para cuidar las varices.

Clip to Evernote
Responder