Contacta con nosotros:

¿Qué consecuencias tiene para la salud trabajar de pie sin moverse?

Trabajar-de-pie

Mover las piernas es necesario para una buena salud venosa y musculoesquelética. Por ello, las profesiones que obligan a la bipedestación prolongada en postura estática (o, dicho de otra manera, pasar muchas horas de pie sin moverse) pueden llegar a tener un impacto negativo en la salud y convertirse en factor de riesgo para diferentes transtornos. Trabajar de pie con restricción de movimientos puede generar problemas, especialmente si transcurren muchas horas a diario sin poder alternar de postura.

La Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo – EU-OSHA  ha publicado un documento científico para poner de manifiesto esta situación y aportar pautas científicas orientadas a visibilizar la problemática y mejorar la salud de las personas que trabajan en estas condiciones. Según dicho informe, se puede definir como «permanecer de pie con limitación de movimientos y durante periodos prolongados» a estar de pie en la misma posición durante más de una hora seguida o cuatro horas al día.

Algunas de las profesiones afectadas por estas circunstancias son la de farmacéutico, recepcionista, electricista, docentes, fisioterapeutas, operarios de máquinas, personal de laboratorio…

Los efectos más habituales de la bipedestación prolongada en el trabajo incluyen dolor en piernas y articulaciones, lumbalgia, alteraciones en la presión arterial, afecciones cardiacas, varices y problemas venosos, fatiga, problemas durante el embarazo…

Entre otras recomendaciones, la EU-OSHA aconseja alternar lo máximo posible entre posturas (de pie, sentado, caminando) y recuerda la importancia de comprender que lo opuesto a estar sentado no es estar de pie, sino moverse.

Pueden acceder al informe haciendo clic en este enlace.

Clip to Evernote
Responder