Contacta con nosotros:

Qué debes saber de la relación entre la trombosis y la COVID-19

trombosis y covid-19

La trombosis es una de las complicaciones más habituales en pacientes con COVID-19; y en particular la trombosis venosa profunda se encuentra entre sus manifestaciones más frecuentes vinculadas a la infección por coronavirus SARS-CoV-2.

La COVID-19 se ha convertido en uno de los mayores desafíos sanitarios de las últimas décadas. Su alcance geográfico es global, como también lo es la amplitud de sus implicaciones médicas, ya que afecta en mayor o menor medida a casi todas las especialidades terapéuticas. Los profesionales de Angiología y Cirugía Vascular, área especializada en la prevención y tratamiento de patologías de los vasos sanguíneos, se encuentra ante un nuevo y complicado reto debido a esta pandemia.

¿Cuál es la relación entre trombosis y COVID-19?

Según un estudio del Centro Cardiovascular Frankel de Medicina de Michigan, la activación del sistema inmunitario en la lucha contra el coronavirus origina la aparición de un anticuerpo autoinmune en la sangre, que podría ser responsable de la aparición de episodios trombóticos en los vasos sanguíneos.

¿Qué han de tener en cuenta los pacientes con Insuficiencia Venosa Crónica?

La edad, los antecedentes genéticos oncológicos o la trombofilia son factores de riesgo a tener en cuenta para la aparición de coágulos en pacientes con COVID-19, pero también hay variables de peso coincidentes con la Enfermedad Venosa Crónica, como son el sedentarismo o el sobrepeso, que pueden ser combatidas mediante cambios en los hábitos de vida.

Todo esto nos da motivos para incidir en los consejos que siempre damos en prevención y tratamiento de la Insuficiencia Venosa Crónica:

  • Realizar ejercicio físico moderado de forma regular; caminar a diario es una de las mejores recomendaciones. En caso de confinamiento domiciliario, sustituir los paseos por ejercicios como pedaleo, cinta rodante, o step.
  • Cuidar la hidratación y la alimentación, reduciendo grasas saturadas e incluyendo mucha fibra.
  • Evitar el uso de prendas demasiado ceñidas que puedan dificultar el retorno venoso.
  • No fumar.
  • Usar medias de compresión, siempre bajo recomendación médica.
  • Seguir el tratamiento recomendado por el especialista vascular.

A estas recomendaciones, sumamos las precauciones propias de la pandemia para reducir el riesgo de contagio de COVID-19:

  • Utilizar mascarillas homologadas según las indicaciones de las Autoridades Sanitarias.
  • Evitar, en la medida de lo posible, lugares concurridos.
  • Llevar una adecuada higiene de manos.
Clip to Evernote
Responder