Contacta con nosotros:

Reponer la salud venosa tras el bache del confinamiento

IVC-y-confinamiento

«La pandemia por Covid-19 ha sido responsable de múltiples problemas vasculares, especialmente tromboembolismo venoso. Ello ha ocasionado secuelas post-trombóticas en los pacientes además de haber sido responsable de más del 30% de las muertes», señala el Dr J. R. Escudero, presidente de la Asociación Cuida Tus Venas y director del Servicio de Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular de los Hospitales de Sant Pau / Dos de Maig. (Más información en la web de ActivaTT por la salud).

A estos factores se añade el confinamiento, que  ha influido negativamente en la salud de muchas personas. «El sedentarismo impuesto por la pandemia de la covid-19 ha derivado en un aumento de casos de empeoramiento de la insuficiencia venosa tanto de causa varicosa como post-trombótica. Esta situación también se ha hecho presente en el sector arterial y ha hecho que pacientes que tenían una claudicación estable y controlada hayan pasado a claudicación invalidante o dolor en reposo», apunta el doctor Escudero.

Queda claro que el ejercicio y evitar la vida sedentaria son básicos en la prevención de enfermedades vasculares y en evitar las complicaciones. Caminar con frecuencia  es uno de los mejores métodos para mejorar la circulación venosa , por distintos motivos:

  • Activa los mecanismos de bombeo sanguíneo (bomba plantar y gemelar), que favorecen el retorno venoso.
  • Contribuye a reducir el sobrepeso y la obesidad, que se encuentran entre los principales factores de riesgo de la insuficiencia venosa crónica.
  • No resulta agresivo para los músculos ni articulaciones, y puede realizarse en cualquier época y lugar.

Por ello, ahora que hemos despedido un verano atípico y nos adaptamos a una nueva normalidad, es el momento de volver a pensar en nuestras piernas y en reactivar la circulación venosa, siempre con sentido común y recordando que la pandemia no ha terminado.

Tanto si te ves abocado al teletrabajo como si te desplazas a diario a la oficina, es importante que encuentres huecos en tu horario para mover las piernas: lo agradecerá tu salud venosa, y también la mental.

  • Intenta cambiar los medios de transporte públicos por el medio de transporte que te ha dado la naturaleza. Si tienes que desplazarte lejos, puede que no puedas realizar el trayecto íntegramente a pie, pero siempre puedes bajarte una o dos paradas antes para mover las piernas. También te ayudará a refrescar las ideas.
  • Huye del ascensor… y de las escaleras mecánicas. Optar por las escaleras tradicionales en vez de las mecánicas es más saludable para tus piernas, y te permitirá mantener mejor la distancia social. Y subir dos o tres pisos caminando hasta tu casa cada día también será beneficioso para tu retorno venoso. Si vives en un séptimo, siempre tomar el ascensor y bajarte un par de plantas antes.
  • Aprovecha los fines de semana para hacer planes en movimiento. Olvida los fines de semana de sillón y tele, es el momento de moverse, ya sea por la ciudad o haciendo una excursión a campo o monte; tu salud cardiovascular lo agradecerá.

El confinamiento fue necesario para frenar la pandemia, pero no dejemos que la rutina y la pereza nos hagan caer en un confinamiento autoimpuesto. Tenemos en nuestras piernas las herramientas perfectas para combatir la insuficiencia venosa: ¡usémoslas!

Clip to Evernote
Responder