Contacta con nosotros:

Varices: ¿cuándo es necesaria la cirugía?

Varices: ¿cuándo es necesaria la cirugía?

Las varices son una manifestación clínica de que existe una incapacidad de devolver correctamente  la sangre al corazón, es decir, estamos ante una situación de insuficiencia venosa. Se trata de una enfermedad de evolución crónica, de causa desconocida y con gran componente hereditario por lo que la prevención la debemos dirigir a retrasar su aparición y, sobre todo, a evitar las complicaciones (flebitis, pigmentaciones, úlceras, varicorragias…)

Cuando aparecen las varices, ya es tarde para prevenirlas y, por ello, sólo nos queda evitar sus posibles complicaciones, para lo que, en muchos casos, es necesario recurrir a la cirugía. Pero ¿se puede evitar esta cirugía?

La cirugía de las varices pocas veces es imprescindible o es la única opción,  la sintomatología puede mitigarse con flebotónicos y las complicaciones con medias de compresión decreciente bien prescritas y bien adaptadas. En pacientes con esperanza de vida larga siempre es aconsejable llevar a cabo la intervención quirúrgica cuando esté indicada; de esta forma, estarán ya corregidas cuando se llegue a una edad en la que por enfermedades articulares o cardiorrespiratorias la capacidad de caminar de forma ágil y contrayendo la musculatura de la pierna no sea suficiente para bombear correctamente la sangre al corazón.

Aunque la cirugía de varices supone un riesgo de salud muy pequeño, la realidad es que genera un coste social y médico muy importante. Frente a esta situación, es necesario buscar sistemas para diagnosticar lo antes posible la Insuficiencia Venosa Crónica (IVC) y así poder instaurar pautas de comportamiento que nos ayuden a evitar las complicaciones.

Entre las cosas que podemos hacer para detener o ralentizar el progreso de la Insuficiencia Venosa Crónica y las varices están:

  1. Acudir al médico cuando tengamos antecedentes familiares de IVC y varices o síntomas como que un calcetín te deje marcas o en verano se te hinchen las piernas
  2. No estar mucho tiempo de pie.
  3. Hacer ejercicio.
  4. Evitar ambientes calurosos.
  5. Elevar de forma periódica las extremidades inferiores. No se trata de vaciar las piernas durante la noche, sino evitar que se llenen durante el día.
  6. Masajes ascendentes
  7. Utilizar medias de compresión.

En resumen, en muchos casos la cirugía será absolutamente necesaria si el cirujano vascular lo considera oportuno; pero si cuidamos nuestras venas antes de que se quejen podremos evitar también muchas visitas al quirófano.

Clip to Evernote
2 comentarios
  1. Hola trabajo y quiero.operarme de varices pero cuanto el es periodo de recuperacion total tengo miedo de coger la baja por el trabajo

    • Apreciada Eva:
      Los métodos actuales permiten el tratamiento ambulatorio y obligan a caminar después de la intervención. Esto quiere decir que si su profesión le obliga a estar sentada o quieta de pie, deberá seguir de baja para poder caminar. Debe calcular una semana si no puede caminar en su trabajo. Si le dejan caminar en su trabajo habitualmente a las 48 horas puede trabajar. Se puede operar un viernes y tener el fin de semana “libre”. Casi siempre hay una incisión en la ingle que molesta a no ser que le hagan un endolaser o una radiofrecuencia y en este caso no hay herida.
      En cualquier caso, hay que puntualizar que este tiempo es el habitual, pero cada caso es diferente en función de que no hayan complicaciones tipo flebitis superficial o hematoma.
      Un saludo.

Responder